Pretty Little Liars

Empecé a ver Pretty Little Liars cuando estaba en el colegio. Una amiga me la recomendó así que empecé a verla y me obsesioné. Lo único que hacía era ver la serie, desde que me levantaba hasta que me acostaba.

La historia, situada en Rosewood, gira en torno a un grupo de amigas conformado por: Spencer Hastings (Troian Bellisario), Hanna Marin (Ashley Benson), Emily Fields (Shay Mitchell) y Aria Montgomery (Lucy Hale). Este grupo se rompe tras la desaparición de la líder del grupo, Alison DiLaurentis (Sasha Pieterse). Cada una de ellas tiene historias y personalidades muy distintas. El hecho de que A las acose, las une cada vez más y las hace recordar el pasado numerosas veces.

Un año más tarde, comienzan a recibir mensajes de una misteriosa persona bajo el anónimo de A, quien las extorsiona, chantajea y también amenaza con exponer sus secretos. Al principio, ellas piensan que es Alison, pero al descubrirse su supuesto desaparecido cadáver, se dan cuenta de que alguien más conoce sus secretos, incluyendo los que pensaban que sólo Alison sabía. Luego, se dan cuenta de que A también acechaba a Alison, quien resulta que había estado viva todo ese tiempo.

The end is near. Only ONE WEEK until the start of the FINAL TEN EPISODES of #PrettyLittleLiars on @Freeform. 🖤 #PLLEndGame

Une publication partagée par Pretty Little Liars (@prettylittleliars) le

Las amigas tratan de obtener información acerca de A, la desaparición y muerte de Alison y su asesino. A lo largo de la historia, se encuentran y enfrentan con más secretos, mentiras, engaños, traiciones, amenazas, chantajes, peligros, y hasta el arriesgar sus vidas para tratar de averiguar quién es A y qué quiere. En la temporada 6-A, A revela su identidad a las chicas y el juego finalmente termina. En la 6-B surge un nuevo villano que se autodenomina AD, que acecha a las amigas y a gente cercana a ellas (Caleb, Mona, Ezra, Toby, Sara Harvey, Noel, Jenna).

Durante toda la serie, los conflictos en los que se ven envueltas las chicas se vuelven cada vez más grandes e involucran a más personas. Algunos personajes que supuestamente habían desaparecido, vuelven a aparecer y resulta que habían estado involucrados todo ese tiempo que no estuvieron.

La serie fue muy buena al comienzo pero se volvió cada vez más inverosímil. Es muy poco creíble que todo un pueblo esté involucrado en un solo tema y que además todas las personas tengan secretos tan íntimos y tanta malicia. La serie comenzó como un drama juvenil pero terminó volviéndose en terror.

Rosewood family, forever. And ever. Come at us, final 10 episodes. ❤️️ #PLL #PrettyLittleLiars Photo via @LucyHale.

Une publication partagée par Pretty Little Liars (@prettylittleliars) le


Pretty Little Liars es una buena serie. Recomendaría verla, pero hay que estar dispuestos a ver una serie muy exagerada y bastante juvenil.

¡Mira el tráiler de la primera temporada!

Friends

Bueno, una serie que supongo que todo el mundo ha visto, o por lo menos debería, es Friends. Esta serie es una de las más conocidas del mundo y marcó tendencia en su momento. Ha sido vista por millones de millones de personas alrededor del mundo. Comenzó en 1994 y terminó en 2004 y sigue transmitiéndose en varios países del mundo. Es protagonizada por Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, David Schwimmer, Matt LeBlanc y Matthew Perry.

La serie relata la vida de seis amigos: Rachel, Monica, Phoebe, Ross, Chandler y Joey. Los seis viven en un edificio en Nueva York y comparten momentos tanto duros como muy bonitos. Toda la serie gira alrededor de la comedia, con algunos momentos de drama. Durante la serie, se cosechan distintas relaciones, tanto románticas como amicales. Una de las más conocidas es la de Ross y Rachel.

Rachel es un personaje que pasó por muchísimo cambios. Comenzó siendo la amiga hueca de Mónica del colegio, quien llegó al grupo de amigos porque había abandonado a su esposo. A lo largo de la serie, va madurando y empieza a trabajar, preocuparse por su futuro e incluso se ocupa de su hija con Ross perfectamente. La relación entre ella y Ross comenzó en la segunda temporada y siguió on and off a lo largo de la serie. Llegan a tener una hija en la octava temporada y finalmente en el último capítulo se juntan para siempre.

Ross, es un antropólogo, lo cual causa siempre burlas entre sus amigos, quienes lo tildan de pavo. Una característica particular de Ross es que siempre se casa. Esto es un chiste entre sus amigos, pero se casa en la serie unas tres o cuatro veces, pero todos sus matrimonios terminan en divorcio.

Chandler es el mejor amigo de Ross desde el colegio y se termina casando con Mónica, la hermana de Ross, mejor amiga de Rachel. Mónica es una obsesionada de la limpieza y el orden. Todo el tiempo está limpiando y sobre todo categorizando todo lo que tenga, por orden alfabético o tamaño. Chandler es muy cómico y siempre está fastidiando y burlándose de todos. Él se encarga de Joey, su roommate, quien después termina viviendo con Rachel, ya que Chandler se va a vivir con su esposa, pero siempre sigue ocupándose de él.

Imagen sacada de: www.nova100.com.au

Joey es el personaje más infantil de todos. Es como una especie de niño encerrado en el cuerpo de un adulto mujeriego. Siempre anda de chica en chica. Es actor, pero nunca tiene trabajos estables y rentables (además de Days of our Lives). Le encanta la pizza y siempre se está aprovechando de Chandler y robándose su comida. En una época Joey se enamoró de Rachel, pero se dio cuenta de que sólo la quería como una amiga y el romance duró poco. Hasta el final de la serie, en que Chandler y Mónica se mudan, Joey sigue siendo el protegido y casi hijo de Chandler. Incluso le hicieron un cuarto en la nueva casa a la que se mudaban.

Phoebe, es la más loca de todas. Es una cantante frustrada, que fue delincuente de niña. Su historia es difícil pero es abordada de manera cómica. Su madre se suicidó y tiene una malvada hermana gemela que la odia. Finalmente, encontró al amor de su vida y se casó con él, después de haber pasado por muchas decepciones amorosas.

Definitivamente, si no has visto Friends, no sé qué estás esperando.

¡Aquí un pedacito de Friends!

Grey’s Anatomy

Grey’s Anatomy comenzó en 2005 y nunca me llamó la atención. Cuando crecí un poco y empecé a ver series, vi Dr. House y pensé que nunca jamás una serie de doctores me iba a gustar. Lo interesante y complejo que era me hizo pensar eso. Hace poco, una amiga me venía diciendo que viera Grey’s Anatomy y yo me negaba, hasta que decidí ver por fin. Bueno, qué bueno que lo hice. Comencé un miércoles y vi 2 temporadas en cinco días. Ha sido una de las obsesiones más grandes que he tenido.

La historia gira en un principio, alrededor de Meredith Grey, interpretado por Ellen Pompeo, una cirujana recién graduada, que está empezando sus prácticas en el Seattle Grace Hospital. Poco a poco, se van conociendo a más personajes y el foco de atención se reparte, principalmente entre los compañeros de Meredith. Cada año que va pasando, representa un año más en la carrera de ellos, quienes van ascendiendo en el campo de la cirugía. A través de los años, cada uno toma caminos distintos y se van especializando en cosas distintas. No se podría decir que hay uno o dos personajes principales porque en realidad son mil.

 

“Of course I will be fine. I’m always fine. Don’t you know that?” #GreysAnatomy

A post shared by Grey’s Anatomy Official (@greysabc) on

Meredith es hija de Ellis Grey, una famosa cirujana que creó un método de cirugía. Esta fue una pésima madre, muy dedicada a su trabajo, lo cual le dio a Meredith una infancia terrible, pero heredó el talento y la pasión que tenía Ellis.

Una de las relaciones más fuertes y significativas de la serie es la de Meredith y Cristina Yang, interpretado por Sandra Oh. Estas se conocieron en su primer día en el hospital y se volvieron inseparables, por lo que ambas se consideraban la person de la otra. Esta relación pasó por altos y bajos, como todas pero fue probablemente la más estable de la serie, hasta la partida de Cristina en la temporada 10.

Meredith se casó con uno de los médicos de guardia, Derek Shepherd, uno de los mejores neurocirujanos del mundo, quien al comienzo de la serie estaba casado. Después de pasar por mil impedimentos, lograron su amor y se consolidaron como una pareja estable y tuvieron 3 hijos, uno de ellos, después de la muerte de Derek en la undécima temporada.

Como la serie es larga y aún sigue al aire y grabándose, los personajes y por ende actores, entran y salen de la serie, por lo que siempre se crean y construyen nuevas relaciones en el hospital. Callie, Arizona, Alex, Richard, Miranda, Owen, entre otros son solo unos de los personajes que hacen realidad esta serie.

Lo increíble de esta serie, es el hecho de que la vida de los personajes es lo que tiene más relevancia. Normalmente, las series de médicos suelen tener más foco en los pacientes y algo en la vida de los personajes recurrentes, pero en este caso es el contrario. Los casos que los médicos tratan se usan para alimentar algún aspecto de la vida de algún personaje, como en el caso de Cristina, que tiene una vocación que no tiene nadie, por lo cual tiene que enfrentarse siempre a casos que la reten y le den más experiencia. Así sucede con cada uno de ellos, pero no el foco de atención más importante es el momento por el que estén pasando los personajes.

Definitivamente, Grey’s Anatomy es una de las series que más me ha gustado en la vida y aún sigue, porque no he terminado de verla. La recomiendo sin pensarlo dos veces, porque además te hace pasar del drama a la comedia en un suspiro. Los guionistas logran hacer que el televidente se encariñe muchísimo con los personajes y hasta con los pacientes que llegan al hospital. La muerte de cada uno de los personajes te puede llevar a las lágrimas. Es una serie que logra mantener súper conectado al televidente. Muy bien lograda.

¡Una de mis escenas favoritas!

Quantico

Empecé a ver Quantico con un amigo. Decidimos ver una serie cualquiera porque no sabíamos cuál ver. Apareció Quantico por ahí en Netflix y nos llamó la atención. El primer día creo que vimos como seis capítulos. Seguimos viendo la serie y cada día estábamos más enganchados y estresados con la serie. Todos los días nos juntábamos a ver y era una tensión alucinante.

La serie empieza con Alex Parrish, interpretada por Priyanka Chopra, la protagonista, saliendo de los escombros de un edificio de Nueva York. Este explotó y se descubre que fue uno de los reclutas de la clase de Alex Parrish quien causó la explosión. Durante toda la serie, se trata de descubrir quién de ellos fue. Las historias de cada uno de ellos se van conociendo y se va poniendo en duda su inocencia.

La serie tiene un enfoque súper bacán, va jugando con flashbacks y flashforwards a lo largo de la serie. Alex se convierte en la principal sospechosa, ya que el culpable trató de incriminarla. Al tener un historial complicado con su padre, quien había pertenecido antes al FBI, se le vuelve más complicado mostrar su inocencia. El culpable se encargó además de no dejar ningún cabo suelto y comprometer toda la vida de Alex Parrish, por lo que ella se da cuenta de que definitivamente es alguien que ella conoce bien. Lo que trata de hacer el director de la serie, es que el televidente vaya cambiando de parecer con respecto al culpable del mayor atentado sucedido en Estados Unidos. Todos parecen sospechosos en algún momento y lo logran de manera espectacular. Es una de las series policiales mejor logradas que he visto y una de las que me ha causado mayor adicción. La serie logra mantener al televidente enganchado todo el tiempo. Si bien el televidente sabe, la mayor parte del tiempo, que Parrish no es la culpable, a veces se siembran dudas, que hacen que se crea que efectivamente es ella.

Alex se ve involucrada con Ryan Booth (Jake McLaughlin), un agente del FBI infiltrado en la escuela. A lo largo de la serie terminan y retoman su relación numerosas veces y más de una vez se cree que Ryan es el culpable del atentado y está culpando a Parrish. Como era de esperarse, finalmente no es él y arriesga su vida y su carrera para ayudar a su novia. Es muy interesante la relación de ellos, puesto que a pesar de todas las mentiras que se dicen, finalmente deciden perdonarse y estar juntos.

[SPOILER ALERT]

Liam O’Connor (Josh Hopkins) es el director de la escuela y Alex Parrish descubre que este había conocido a su padre, por lo que inicia una bonita relación como de “protección” con ella e incluso ella lo ayuda con sus problemas con el alcohol. A lo largo de la serie, se va descubriendo que en realidad Liam estaba tratando de descubrir todo de la vida de Parrish y evidentemente se descubre que él fue el asesino y termina muriendo al final de la serie.

Es alucinante como la serie te mantiene ahí, enganchado, como ninguna otra serie en mi opinión. Todos los personajes tan complejos, pero aparentemente tan simples y transparentes le brindan además a la serie un toque más de suspenso. Nunca me he pegado tanto a una serie creo, por lo menos no a una serie policial, que suelen tener capítulos unitarios. Esta, definitivamente no entra en esa categoría.

¡Mira el trailer aquí!