Archivo de la etiqueta: rápido

Cómo Preparar una Rica Mazamorra de Calabaza

Una de las tantas plantas que tengo en mi casa huerta es la de calabaza y es porque me encanta la mazamorra de calabaza. La verdad es que solo hago ese rico postre con esa fruta. Sé que hay otros platos deliciosos que pueden hacerse con ella, pero este postre nunca puede faltar en mi casa. Es por eso que a continuación, les compartiré la receta para preparar este exquisito postre.

En primer lugar, elegir la calabaza correcta para la cantidad de platos que quieres preparar. Si por mi fuera, yo elegiría la más grande porque en sí, mi familia es grande,pero una calabaza mediana esta perfecta para una cantidad regular si quieres disfrutar de varios platos. También, puedes utilizar la mitad de una que es aproximadamente 3 kilos. Luego de ello, necesitarás:

  • 1/2 calabaza con cáscara (aprox. 3 kilos).
  • 1/2 bola chancaca.
  • Canela y clavo enteros al gusto.
  • 180 gramos de harina sin preparar.
  • 1/2 taza de agua de calabaza (puedes usar también agua pura).

Para la preparación, primero, debes sancochar la calabaza con todo y cáscara en una olla grande con 3 tazas de agua por aprox. 1 hora o hasta que la pulpa salga totalmente de la cáscara. También puedes hacerlo tú antes de sancocharlo, pero es un poco más difícil. Algo que si me molesta un poco de la calabaza son sus pepas, es por ello que antes de sancocharlo las quito todas. Puede tomar tiempo, pero luego se siente mejor al comerlo. Es algo adicional que pueden hacer, dependiendo de sus gustos. De igual manera con pepas esta perfecto.

Segundo, debes dejar enfriar la calabaza y sacar toda la pulpa en la misma olla desechando así toda la cáscara (si es que no sacaste la pulpa de la cáscara antes de sancocharla). Después, tienes que remover bien la pulpa que quedó para que quede una pasta homogénea y reservar el agua que pueda haber quedado. Es como hacer puré, la masa debe quedar homogénea.

Tercero, en una sartén aparte tienes que tostar la harina por aprox. 3 minutos a fuego lento. Recuerda que debe ser a fuego muy bajito, sino puede arruinarse todo. Una vez listo, debes poner la harina en otra parte para volver con la preparación de la calabaza.

Debes llevar otra vez la calabaza a fuego y agregar la chancaca, la canela y el clavo de olor, los cuales le darán un gusto dulce y rico. Por último, agregas la harina tostada disuelta en el agua de la calabaza. Luego de eso, tienes que hervirlo por 20 minutos moviendo constantemente para que no se te queme.

 

Espero que esta receta les ayude muchísimo a la hora de preparar este delicioso postre.

 

Caigua Andina: perfecta para ensaladas!

¿Sabias qué las caiguas no solamente se pueden comer rellenas o al horno? Las caiguas quedan perfectas en ensaladas con un aderezo de sal y limón. Pensarás que tienen un sabor raro al igual que el apio en ensalada, pero es una opción muy rica en nutrientes y fibra. 

La primera vez que cultive caiguas en mi casa huerta, me sentí muy ansiosa por probarlas en mi comida. Como no es una planta que se demora mucho tiempo en cosechar frutos, sabía que en poco tiempo iba tener mis caiguas listas y grandes. Sin embargo, los días pasaban y mis caiguas solo habían crecido un poco, estaban pequeñas. Tenía que esperar más tiempo, pero era tanta la emoción que decidí cortarlas. Una vez cortadas de la planta, sabia que con el tamaño que tenían no iba poder preparar mi tan ansiada caigua rellena. Así que mi madre me comentó: “lávalas y échale un poco de sal para saber a que saben”. Dudosa y con miedo al sabor acepté.  Simplemente me encantó, a pesar de que solo tenía sal, sabía delicioso.

Fue entonces que decidí utilizar esas pequeñas caiguas para mi ensalada. Les saque las pepas y las corte en tiras. En un recipiente junto con un aderezo de sal y limón quedan muy ricas. Si lo deseas acompañar con más verduras mucho mejor, ya que hay variedad y más alimento.

Las caiguas tienen muchos beneficios para la salud.  Para esas personas que buscan perder peso, la caigua es un poderoso quemador de grasas, te ayuda a eliminar el sobrepeso sin causar desnutrición o anemia. Junto con una rutina de ejercicios, esta fruta ayudará a que llegues a tu peso ideal o deseado. Asimismo, elimina la celulitis, ayuda a bajar las varices, reduce los niveles de colesterol y arteriosclerosis, previene enfermedades cardíacas, limpia la sangre y, algo muy importante, funciona como un anti-inflamatorio y analgésico.

 

Tres Verduras que Puedes Cultivar en Casa

¿Estás buscando una vida más saludable pero no confías en las verduras que venden en los supermercados? Bueno, una solución perfecta e ideal es cultivar tus propias verduras en casa. No necesitas un terreno al aire libre, con simples macetas puedes lograrlo y cumplir el sueño de cosechar tus propias verduras orgánicas. A continuación, encontrarás tres verduras que son esenciales para cualquier ensalada o comida que fácilmente puedes cultivar en tu hogar.

  • La lechuga.  Para el cultivo de esta verdura solo necesitarás pequeñas macetas, no es necesario que sean grandes. Otra opción son las macetas rectangulares, donde podrás poner una mayor cantidad de lechugas. Por otro lado, el riego es esencial, debido a que esta verdura necesita de un correcto drenaje. Hay varios tipos de lechugas, las más populares son las verdes o moradas. La elección depende solo de ti.

 

  • El pepino. Otra verdura esencial para una rica ensalada. Lo mejor de todo es que es muy sencillo de cultivar. A diferencia de la lechuga esta planta si necesita de una maceta un poco más grande, ya que es una planta que pesa por su fruto. Asimismo, un buen abono hará que crezca muchísimo más rápido y fuerte. Es importante colocarlo con unos palos a los costados para que el pepino suba y mantenga el equilibrio.

  • Los pimientos. Esta verdura puedes cultivarla sin mayor problema en una maceta. Hay de varios colores y tamaños. Pueden ser cultivados durante todo el año, no tienen complicaciones con la estación. Sin embargo, cuando la temperatura es demasiado baja debes meterlas dentro, porque no resisten mucho al clima frío.