Archivo de la etiqueta: sencillo

Cómo Preparar una Rica Mazamorra de Calabaza

Una de las tantas plantas que tengo en mi casa huerta es la de calabaza y es porque me encanta la mazamorra de calabaza. La verdad es que solo hago ese rico postre con esa fruta. Sé que hay otros platos deliciosos que pueden hacerse con ella, pero este postre nunca puede faltar en mi casa. Es por eso que a continuación, les compartiré la receta para preparar este exquisito postre.

En primer lugar, elegir la calabaza correcta para la cantidad de platos que quieres preparar. Si por mi fuera, yo elegiría la más grande porque en sí, mi familia es grande,pero una calabaza mediana esta perfecta para una cantidad regular si quieres disfrutar de varios platos. También, puedes utilizar la mitad de una que es aproximadamente 3 kilos. Luego de ello, necesitarás:

  • 1/2 calabaza con cáscara (aprox. 3 kilos).
  • 1/2 bola chancaca.
  • Canela y clavo enteros al gusto.
  • 180 gramos de harina sin preparar.
  • 1/2 taza de agua de calabaza (puedes usar también agua pura).

Para la preparación, primero, debes sancochar la calabaza con todo y cáscara en una olla grande con 3 tazas de agua por aprox. 1 hora o hasta que la pulpa salga totalmente de la cáscara. También puedes hacerlo tú antes de sancocharlo, pero es un poco más difícil. Algo que si me molesta un poco de la calabaza son sus pepas, es por ello que antes de sancocharlo las quito todas. Puede tomar tiempo, pero luego se siente mejor al comerlo. Es algo adicional que pueden hacer, dependiendo de sus gustos. De igual manera con pepas esta perfecto.

Segundo, debes dejar enfriar la calabaza y sacar toda la pulpa en la misma olla desechando así toda la cáscara (si es que no sacaste la pulpa de la cáscara antes de sancocharla). Después, tienes que remover bien la pulpa que quedó para que quede una pasta homogénea y reservar el agua que pueda haber quedado. Es como hacer puré, la masa debe quedar homogénea.

Tercero, en una sartén aparte tienes que tostar la harina por aprox. 3 minutos a fuego lento. Recuerda que debe ser a fuego muy bajito, sino puede arruinarse todo. Una vez listo, debes poner la harina en otra parte para volver con la preparación de la calabaza.

Debes llevar otra vez la calabaza a fuego y agregar la chancaca, la canela y el clavo de olor, los cuales le darán un gusto dulce y rico. Por último, agregas la harina tostada disuelta en el agua de la calabaza. Luego de eso, tienes que hervirlo por 20 minutos moviendo constantemente para que no se te queme.

 

Espero que esta receta les ayude muchísimo a la hora de preparar este delicioso postre.

 

Cómo hacer tu propia composta en casa

Te preguntarás ¿qué es la composta? Para los que saben , la composta es la descomposición de los productos orgánicos, la cual es utilizada para abonar la tierra. Son las bacterias, hongos y otros organismos los que componen la composta.  Preparar la tuya es lo ideal para nutrir tus plantas en la comodidad de tu casa. A continuación , te mencionaré algunos tips para que puedas hacerlo sin problemas.

En primer lugar, debes buscar un contenedor ideal, puede ser de plástico o de madera, de preferencia de madera. Si utilizas la última opción, puedes poner en la caja una bolsa de plástico para que la composta no caiga por los huecos de la caja y para mantener más la humedad, la cual es esencial para el proceso de descomposición.

Segundo, para preparar la composta necesitarás desechos orgánicos como: basura de hojas, arbustos, flores marchitas, cáscaras de cualquier fruta, verduras, cáscaras de huevo, etc.  Si eres de las personas que cocina en casa, el desecho de las verduras o frutas no las botes, te ayudarán muchísimo para preparar una buena composta. Solo deberás juntarlas en un contenedor.

Como todo desecho, generará mal olor. Para evitarlo puedes poner una capa de aserrín en el fondo del contenedor, al mismo tiempo conservará mucho mejor la humedad. Todos los residuos orgánicos que vas recolectando en tu casa después de preparar los alimentos será excelente para la composta. Debes tener en cuenta de que si notas que la composta esta muy seca puedes agregar un poco de agua para que este húmedo.

Luego tienes que cubrir los desechos con otra capa de aserrín y después con una capa de tierra. Asimismo, deberás remover la composta cada 8 o 10 días para oxigenarla. Si al hacerlo notas que hay hormigas, no te preocupes, no las mates, ellas ayudan al proceso de descomposición.

  • Resultado

Luego de 6 u 8 semanas, tu composta estará lista. Ten en cuenta de que antes de usarla tienes que retirar todas las piedras que se formaron. Así tendrás una muy buena composta que ayudará a tus plantas a crecer sanas, fuertes y rico en nutrientes.

Finalmente, con eso estimularás la vida en el suelo,ya que los restos de las plantas y residuos orgánicos se descomponen enriqueciendo la tierra. La composta también hará que la tierra esté más suelta y ayudara a que las plantas crezcan mejor manteniendo su calidad de vida.


Cómo Sembrar Apio sin Semillas

¿Han pensado en todos los beneficios saludables que tiene el apio? No es sólo una verdura común, al igual que otras, tiene varios componentes que ayudan y fortalecen a nuestro sistema inmunológico como vitaminas A, B1, B2, B3, B6, C , y minerales como el potasio, sodio, hierro,  magnesio, fósforo, selenio y calcio y aceites esenciales. Además, mejora el funcionamiento del hígado, así como ayuda a perder peso y adelgazar debido a su cantidad en agua y su contenido bajo en calorías.

¿Sabías que no necesariamente necesitas semillas para poder sembrar esta verdura? Puedes hacerlo simplemente con la base del ramo de apio que siempre compras. En vez de desecharlo, solo debes cortar toda la base y ponerlo en un envase con agua.

Una vez cortado y puesto en un envase con agua, debes seguir este procedimiento por siete días. Echarle agua por una semana ayudará a que crezca la raíz. Luego, cuando ya veas que están creciendo hojas nuevas, deberás sacarle parte de apio que tiene alrededor, para ese entonces ya notarás que esas partes están marchitas.

Cuando ya tengas el tallo con las hojitas, deberás plantarlo en un envase con tierra y abono. Puede  ser una maceta o uno de esos evases largos rectangulares con huecos para que el agua pueda salir.

Tan simple y sencillo. Lo mejor es que no es necesario comprar semillas, te ahorras tiempo y dinero. Por último, no olvides que el riego es importante, pero tampoco lo vayas hacer todos los días. El riego interdiario es más que suficiente. También, deben estar en un lugar abierto para que pueda recibir luz solar y pueda crecer correctamente.

Lo maravilloso a parte de sus beneficios para la salud es que esta verdura crece rapidísimo, así que si eres de las personas impacientes que no les gusta esperar mucho para probar su cosecha, esto es perfecto para ti.

 

Consejos para Cultivar en Macetas

¿Quieres cultivar algunas verduras o frutas en tu casa pero no sabes cómo? Tal vez piensas que es imposible, ya que se necesitan chacras de cultivo para ello.  Sin embargo, a pesar de que es mejor debido a que le da más libertad a las plantas para crecer, no es la única opción. Hoy en día, el cultivo en macetas es muy popular entre las personas que recién se inician en la jardinería o no tienen un terreno al aire libre en donde hacerlo. Aunque no lo creas, las plantas de frutas y verduras pueden crecer perfectamente en macetas si le das un correcto cuidado. Eso sí, no todas pueden crecer en ellas. A continuación,  verás algunos tips para poder plantar en macetas con éxito y también algunas verduras y frutas que son ideales para comenzar hacerlo.

  • Depende del tamaño de las raíces de lo que quieras cultivar para elegir el recipiente. Normalmente es entre 40 a 50 cm. Ahora, no necesariamente tienen que ser macetas. Si buscas algo más económico, hasta un balde podría funcionar.

 

  • La tierra siempre debe ir acompañado de su abono.  Es necesario hacerlo regularmente para que tu planta pueda crecer más rápido y fuerte.

  • El correcto drenaje es esencial. Normalmente, las macetas vienen con un agujero en la base. Sin embargo, también pueden estar en la parte lateral. Si el envase es de plástico, puedes hacer pequeños agujeros en la parte lateral o en todo el envase. Si tomas esa opción, solo deben ser pequeños agujeros, no muy grandes o medianos.

  •  Cuando se cultiva en maceta, el riego debe ser frecuente. Asimismo, varia dependiendo de la estación del año, si es verano el riego tiene que ser diario, no como en invierno que puede ser de 3 a 4 veces a la semana. También, en épocas de viento se debe regar mucho más.

  • Necesitan de luz solar, por lo que deben estar en un lugar abierto. Si decides cultivar en casa, es crucial que estas plantas estén en un patio o en una terraza, ya que necesitan recibir luz solar para crecer. En un lugar con poco sol solo podrían cultivarse ciertas verduras como la espinaca o el perejil.

  • Finalmente, el cultivo en maceta necesita más atención que el de al aire libre. Recuerda que estas plantas al no tener mucho espacio necesitan de más atención y de energía positiva, sino morirían fácilmente.