¿La chica del Diván?

 

Sí,  la del Diván. No la del Sofá y tampoco la del sillón Voltaire. Ese se lo dejo al Sr. Romaña.

Si bien es el primer blog que publico, no es la primer vez que escribo. Como  les conté en Día 1: Describe 5 cosas que te hacen feliz  viajar fue como un escape a una etapa oscura de mi infancia, pero fue justo ahí cuando empecé a escribir. La chica del diván, es una suerte de alter ego que se ríe, llora y reniega sobre sí misma y bueno, un poquito también de los demás ¿no?  Ella va y se recuesta en su diván rojo imaginario como si estuviera en sesión con un psiquiatra.

Con respecto a mí, Karen, les puedo decir que estudio Comunicación aunque una parte de mi se quedó con las ganes de ir a Bellas Artes o ser perfilista. Sin embargo, hasta la fecha voy disfrutando de lo que toca esta carrera y lo amplia que es.  No complains. 

Me gusta mucho el arte y tengo una afición (o debilidad) por los colores, la composición, el monocromo, las formas, etc.  Si me ven en trance mirando algo , no se asusten, solo me enamoré de algún detalle que vi por ahí o simplemente estoy en trance. Luego tengo que dibujarlo como sea o disparar.

— ¿Arriba las manos?

Tranquilos, es sólo una Nikon. En cualquiera de los casos, es usual que me entusiasme mucho al ver alguna de las cosas que ya mencioné.

Para terminar, espero que disfruten este blog tanto como yo y me acompañen en esta nueva aventura de abrirme un poquito y se ganen con mis ocurrencias para hacerlos reír aunque sea un rato.

So, están todos advertidos.

Aquí, nos vamos a dedicar a dejarnos llevar y disfrutar.

No judgments apply.

K y La chica del Diván.