Día 1: Describe 5 cosas que te hacen feliz

No les voy a mentir. Escogí ese reto porque pensé que sería relativamente fácil. Ustedes dirán: — pero Karen, amm, tu eres comunicadora ¿no?  Como es muy temprano para renegar (9 am para mí es RECONTRA temprano, recién empiezo a estar consciente después la segunda taza de expreso maquinero) haré caso omiso a ese tipo de comentarios que nos invaden a lo largo de la carrera y bueno, de la vida también.  Entonces ¿Qué me hace sonreír un poquito?

1.       Café

Como ya habrán notado,  lo he mencionado un par de veces. La cafeína es VITAL. Sea para despertarme, para las largas noches de lecturas, para conversar un rato con puchitos o por el simple placer de sentir lo único amargo que se puede disfrutar. Café negro para todos. Sin azúcar. Sin stevia.  Sin nada. Mejor sólo que mal acompañado.

2.       Viajar

 

Para este punto amerita un post completito o mejor aún, toda una sección. Siempre he creído que mi vida cabe una maleta. Empecé a viajar desde que era una pequeña. Me pasaba casi todo el veranofuera en algún estado de EEUU en casa de mi hermana.

Sorry pues, te vas todos los veranos a Miami.

*risas*

Si me dieran plata cada vez que me dicen eso créanme que no estaría en mi lindo Perú. Salir del país en esos años fueron para mí una ruta de escape y hasta una suerte de terapia. Lo resumiré en dos palabras: rough childhood. Ya ahondare en el tema más adelante pero, lo que si les puedo decir es: viajar, así sea a las afueras de Lima, es una de las mejores formas de no sólo conocer algo nuevo (cultura, idioma, paisaje, etc) sino también, a uno mismo.

Yo soy una fiel creyente en que cada viaje nos marca y nos hace crecer como personas. Bueno, no me quiero poner muy feeling o filosófica con el tema así que… despega tu corporeidad del sillón o de la silla, prepara una mochila, carga tu cámara y piérdete. Sí, piérdete. Pero, piérdete para encontrarte.

3.  Correr

—¿De quién o qué huyes?

Ninguna de las anteriores ¿Ves mi cara de carita feliz? Esa es la razón. Cada vez que salgo tengo una sensación que me cuesta mucho mantener y aceptar: libertad.

Es increíble. A lo largo de los 3 – 5kms mi mente queda en blanco. Sí, totalmente en blanco. Una over thinker nata en modo avión. Hermoso. Así que no. No huyo de nada o de nadie, yo solo corro por mí.

4. Fotografía
Foto por Gabriela Rodriguez

¿Canon o Nikon?

¡Supérenlo! Nada de:  “AJ, no se si comprar una Canon 5D Mark IV  o una Nikon D850 si sólo van a tomarse fotitos en automático ah.  No les voy a decir que la cámara no importa y etc porque todo dependerá de lo que quieras hacer con ella. Pero, más allá de los equipos (cámaras de $3000 o  tu iPhone 6) la fotografía es un espacio para crear y recrear.  Puedes disparar a alguna escena cotidiana, al rostro de una modelo, comida, lo que sea.

You do you.

En mi caso, tengo una debilidad por el monocromo y curiosamente, también por los colores. Según yo, hay paletas de colores y gradientes en todas partes. Frases como: “Mira esos colores”, “¿Podemos grabar acá?” y “Habla ¿una sesión acá?” son mis clásicas.

Bueno,  para saber más sobre mis fotos pueden buscarme en:

Flickr: karenvargas23

Instagram:  karenvarg23

5. Música

 

via GIPHY

—Señorita, esto no es un karaoke.

Yo en la vida, en el amor, en todo. La música es mi fiel compañera, sin importar el género. Desde la rica salsa de mi Callao, hasta lo más pegajoso del mainstream. Si estoy atrapada en el micro con el calor de las masas, corriendo bajo la lluvia, de buenas, de malas, #TodoVale

Así que para cerrar, les dejo la última de Tay-Tay que se me ha pegado peor que la gripe en este invierno limeño. Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *